constitución

“NO A LOS TRADUCTORES EN EL SENADO”

Facebook es una red social complicada y más aún cuando está lleno de personas que crean grupos al “azahar” sin documentarse si quiera o hacerse preguntas básicas.

Esta mañana, una amigo controlador aéreo me ha invitado en la red social Facebook a mí, Licenciada en Traducción e Interpretación, a un grupo que se llama “NO A LOS TRADUCTORES EN EL SENADO” . ¡Toma del frasco Carrasco!

Mi respuesta, que no se ha hecho esperar, ha sido la siguiente:


¡¿¡¿Me invitas a un grupo que se llama “NO A LOS TRADUCTORES EN EL SENADO” cuando yo soy traductora!?!? Es como si yo te invitara a uno que fuera “SÍ A LA BAJADA DE LOS SUELDOS DE LOS CONTROLADORES AÉREOS”.

Me parece estupendo que se utilicen traductores en el Senado y en otros organismos públicos ya que las lenguas son un elemento de identidad y además así lo recoge la consitución. Lo sí que me parece una barbaridad es lo que ocurrió ayer, ya que creo que el gasto en el que se incurrió, no está en absoluto justificado en estos tiempos de crisis. Además, sólo por re-apuntar, el señor Montilla no es catalán si no cordobés.

La profesión de traductor e intérprete es tan válida como cualquier otra y de eso vivimos: de traducir e interpretar. Ningún traductor tiene la culpa de lo que ha pasado. Fue el gobierno quien, a pesar de saber “cómo está el patio”, prefirió satisfacer los deseos de Montilla antes que destinar el dinero a cosas más importantes en este momento.

Por lo tanto no creo que el nombre del grupo al que me has invitado sea el correcto. Debería ser “No a las idas de pinza del gobierno”.

Fdo. Una traductora e intérprete dando su humilde opinión